Vitacura lidera alza del mercado de casas en el sector oriente: valor casi se duplica en 7 años.

La restricción de altura para las edificaciones y el desarrollo de servicios de alto nivel han generado la percepción de que es un barrio consagrado con alta demanda, explican inmobiliarios. El incremento de precios en San Carlos de Apoquindo es de 71%. En la zona hay alta rotación, especialmente de familias jóvenes que mejoran su economía y cambian de vivienda.

Una serie de factores han impulsado fuertemente la plusvalía de Vitacura. El hecho de ser percibida como una comuna con barrios residenciales consolidados y con servicios de alto nivel es uno de ellos, pero la zona también es demandada por aquellas personas que buscan casas, pues las alturas máximas de construcción no variarán en el corto plazo. A ello se suma la escasez de terrenos disponibles para construir.

Así, en siete años, los valores de ventas en UF de las casas usadas ubicadas en esta comuna subieron en 84%, según estimaciones de Corredores Integrados, asociación que agrupa a 15 oficinas de propiedades que en conjunto vendieron 7 millones de UF en 2009. Esto se debe a que “es una comuna estabilizada, con áreas de comercio y altura definidas, que pareciera no tendrán modificaciones. Además, es una comuna residencial, con buen equipamiento, cercanía de colegios y buenos accesos”, detalla Pablo Silva, presidente de la asociación.

Coincide Jorge Lama, gerente general de Inmobiliaria Manquehue, empresa que mantiene proyectos en la zona. Él asegura que es “un barrio consolidado, con muy buena conectividad, cercano a fuentes de trabajo, con todo tipo de servicios con suelo disponible para nuevos desarrollos inmobiliarios ya agotado. La única posibilidad en materia de precios en estas situaciones es que se genere plusvalía”, plantea.

En Corredores Integrados agregan que factores como éste incrementaron el valor de las propiedades en esa zona en 22% durante el primer trimestre.

La estabilidad de la altura máxima de las construcciones -que se intentó modificar sin éxito el año pasado en sectores como Nueva Costanera- contribuye con las plusvalías que ha alcanzado la comuna, segúnVicente Domínguez, director ejecutivo de la Asociación de Desarrolladores Inmobiliarios. “Pero también la revalorización (de casas), al menos momentánea producto del terremoto, ha jugado un rol”, agrega.

Los inmobiliarios descartan que la alta oferta de casas existente en la comuna se deba a los efectos de la crisis económica en estratos altos, y la atribuyen más bien a un dinamismo del mercado. “Puede ser (que se produzcan ventas activadas por la crisis), pero a nivel excepcional y no masivo; si no, ¿cómo se explica que los mercados de segunda vivienda de alto valor sigan activos?”, comenta Domínguez.

Precios en San Carlos

San Carlos de Apoquindo, en Las Condes, es otro sector que tiene alta plusvalía y demanda. Aquí el incremento en los precios es de 71% en los últimos siete años. En este sector también incide la escasez de terrenos disponibles, lo que se suma al buen nivel de los establecimientos educacionales.

Corredores Integrados explica que en esta zona también hay una alta rotación entre los propietarios. “Por tratarse de casas pequeñas, la mayoría tiende a cambiarse cuando mejoran sus condiciones económicas”, dice María Soledad García, gerenta del organismo.

VENTAJAS

“Es un barrio consolidado, con muy buena conectividad y cercano a fuentes de trabajo”, dice Jorge Lama, de Inmobiliaria Manquehue.

100 mills. de UF es lo que mueve anualmente el mercado de viviendas usadas en el sector oriente de Santiago.

30% es el incremento en el precio de las casas usadas en Providencia en los últimos siete años.

25% es el aumento en los valores de estos inmuebles en Las Condes en igual período. En el caso de Lo Barnechea, el crecimiento de los precios de venta en UF es de 11% en los últimos siete años.

Fuente: Emol.

4 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *